Añay

Las Ruinas de Añay, están situadas a unos 3320 m.s.n.m. Para visitarlo, inicialmente tiene que viajarse al pueblo de Pallac. Luego buscar un guía, para emprender el camino cuesta arriba, que demora unas dos horas. Una vez llegado a esta maravilla, se logrará apreciar todo un hermoso y panorámico paisaje andino. Observar sus construcciones, sugiere una sensación de retorno al pasado milenario. Es increíble el diseño de su fortaleza, en cuyo patio se encuentra el reloj solar o intiwatana. Aún señala las horas de cada día, ante el ardiente sol. Indudablemente, esta situación se repetirá, por muchas generaciones. Pues, los mortales continuaremos pasando y ahí persistirá Añay, desafiando a la naturaleza y al hombre, invitándonos a explorar su pasado. Sus construcciones de piedra, que parecen haberse detenido en el tiempo, pretenden explicarnos que manos laboriosas se encargaron de darle vida inerte; pues, se hallan casi intactas. La técnica empleada, es similar a otras que existen en la zona. Pero, particularmente en Añay resalta la alta calidad arquitectónica en la construcción de la fortaleza con sus 15 portales, y otras edificaciones aledañas. Las plantas como el hallico, el cushpilcuy, la táya, el pachko y las espinas son sus ocasionales adornos de su ancestral flora.

Ubicación

Las ruinas de Añay se encuentra ubicada en las alturas del pueblo de Pallac a 3320 m.s.n.m. perteneciente al Distrito de Atavillos Bajo, Provincia de Huaral, Departamento Lima.

  • Pueblo de San Pedro de Pallac
  • Camino a las ruinas de Añay
  • Vista de las ruinas de Añay
  • Restos arqueológicos en forma circular
  • Kullpi de 18 mts. en las ruinas de Añay
  • El Cabildo y el reloj solar en lar ruinas de Añay